miércoles, 22 de abril de 2015

Paloma y los juegos del hambre

Trabajar con niños siempre es divertido. La creatividad, las ganas con las que hacen todo, como disfrutan. Verles orgullosos de sus creaciones, da gusto. Pero si además encuentras "verdaderas promesas" de la pastelería ya resulta genial.


Paloma es un claro ejemplo de ello.  Para Reyes recibió este año un regalo especial... un curso particular para aprender a hacer tartas de fondant.  Y manos a la obra. 
 
Eligió el tema complicadillo, nada más y nada menos que la Chica de los Juegos del Hambre. Valiente,  nos pusimos a ello, modelando por completo la muñeca, haciendo el escudo, forrando la tarta. ¡Hay que ver que manos tiene con solo 12 años y bien que se le da modelar!  Su primera tarta muy bien hecha y además aprendiendo rápido.

Una tarde bien aprovechada para hacer la tarta que se comió al día siguiente con todas sus amigas del cole.  Desde aquí, felicitar a Paloma y que siga practicando para llegar a ser una gran pastelera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada