miércoles, 31 de octubre de 2012

Carmen va a la Opera

 Hoy nos manda Carmen desde Munich un clásico de la repostería francesa. Creada en los años 50 por Gaston Lenôtre, la tarta Opera es uno de esos dulces que ha sobrepasado fronteras y se conoce en todo el mundo.

Se trata de un delicioso pastel de chocolate  muy al estilo de la repostería francesa, ya que a partir de un bizcocho se realiza el armado de la misma con finísimas capas bañadas con almíbar y luego rellenas.

Es una torta de almendras cuya forma rectangular imita la forma del teatro Ópera de París y los colores que la forman están identificados con el teatro. Está formada por finísimas capas de bizcocho bañadas con almíbar y rellena de crema de café y ganache de chocolate.

Aquí tenéis algunas fotos de su elaboración que,  aunque no corresponden al resultado final,  ya  que son de las prácticas que hicimos en la escuela del Gremio de Pasteleros de Valencia; os sirven para ver los pasos claramente.


Y cómo se hace...

Primero se realiza una plancha de bizcocho con almendras.  Se divide en 4 partes cuadradas iguales que se calan con almíbar.  


La versión clásica es con crema de moka y trufa fresca,  aunque también se puede rellenar con praliné  de avellanas mezclado con nata montada.








Se rellenan las capas sucesivamente alternando el bizcocho y se congela para que tome rigidez.




Se prepara un glaseado de chocolate negro y se baña solo la superficie. Las decoraciones suelen poner el nombre del Pastel Opera.













En esta ocasión Carmen ha hecho una decoración musical con purpurina dorada.

2 comentarios:

  1. Realmente toda una delicia de la gastronomía francesa, feliz puente, La dulce Ali

    ResponderEliminar